jump to navigation

Tangos de Málaga noviembre 1, 2008

Posted by felipelara in Tangos.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

Málaga goza de ser una de las provincias andaluzas y españolas más ricas en cantidad de cantes. Por un lado, los fandangos verdiales de origen folclórico, de los que podría decirse que cada pueblo tiene el suyo propio. De otro, aquellos que tomando la métrica de dicho fandango verdial -pero abandolao-, alcanzan el matiz y riqueza melódica suficiente para ser valorados y clasificados como estilos flamencos.

No agotan su amplio abanico de cantes sus verdiales, rondeñas, jaberas, cante de jabegotes, etc., ni el rico grupo de cantes artístico personales que con el nombre de malagueñas crearon excelentes maestros del flamenco, sino que en pueblos de la provincia de Málaga cual es el caso de Ronda, El Polo, La Caña, La Liviana, La Serrana y otros estilos toman carta de naturaleza.

Los “tangos de Málaga” que en esta ocasión nos ocupan, tienen fuerte presencia en sus tres modalidades que los aficionados conocen y respetan. Pues si bien siguen el compás de los “tangos Flamencos” en general, su peculiar melodía junto con su particular composición literaria de versos desiguales marcan con toda claridad su definida fisonomía.

TANGOS DE MÁLAGA
(Cante: Felipe Lara. Guitarra: Antonio López)

Allí arribita, arribita,
arriba en el palomar;
anida mi palomita (bis),
con su palomo torcal.
Y la vía,
que yo me busco la vía,
vendiendo ramos de rosa (bis),
pá poderme alimentar.

 

Piconeras extremeñas septiembre 27, 2008

Posted by felipelara in Tangos.
Tags: , , ,
add a comment

Extremadura tuvo siempre un potencial importante de artistas y estilos flamencos, que fueron dejando huella en los buenos aficionados. La privilegiada situación geográfica de sus tierras con una altitud media que no sobrepasa los 200 metros sobre el nivel del mar, le otorgan el clima perfecto para que con la misma fuerza que brotan sus ricos frutos del campo, salgan del pensamiento y de la garganta de sus gentes cantes de muy marcada personalidad.

Tan repleto de dehesas y encinares el suelo extremeño, propició la fabricación de carbón y picón de encina, labores que aunque muy duras para los carboneros y piconeros, alcanzaron una fuerte presencia y significación en la vida de los pueblos de Extremadura.

Propio de las faenas y de la amenidad que en cualquier actividad se hace necesaria para cumplir muchas veces largas jornadas trabajo, el cante cumple una función ideal fortaleciendo el espíritu, en este caso de los piconeros, quienes por fandangos sacan sus penas del alma o echan fuera el gusanillo del amor.

Como homenaje a estos trabajadores del carbón y picón de encina, Felipe Lara pone letra y melodía de su autoría a unos fandangos que, acompañados musicalmente por la guitarra con aire de “taranto”, llama “piconeras extremeñas”.

PICONERAS EXTREMEÑAS
(Cante: Felipe Lara. Guitarra: Antonio López)

De mina sin galería,
es el minero extremeño
de mina sin galería,
que empieza desde pequeño,
a quemar día tras día,
ay, en una hoguera sus sueños.

Ser minero o piconero
es la misma profesión,
ser minero o piconero,
bajo tierra o bajo el sol;
son del monte prisioneros,
hasta que mueren los dos.