jump to navigation

Tangos de Pastora noviembre 4, 2008

Posted by felipelara in Tangos.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

La agilidad de los agraciados movimientos, pícaros gestos y contorsiones, de los “tangos flamencos”, expresados siguiendo su vital compás en ocho tiempos, atraen la atención de los buenos aficionados.

Tal vez los primitivos “jaleos” prefiguraran a los “tangos flamencos” que en nuestros días conocemos, con profundas raíces en Cádiz, Sevilla, Málaga, Granada, Badajoz, etc., donde las gentes gozan el don del compás para la danza.

En Sevilla o más concretamente en su popular barrio de Triana, desde tiempo inmemorial se cantan y se bailan “tangos flamencos, que por tradición gitana se han ido transmitiendo de forma oral a través de muchas generaciones. Siendo estos recreados por familias de cantaores profesionales como la de los Pavones.

Los “tangos de Pastora”, maestra del cante conocida en el mundo del flamenco como Pastora Pavón ” Niña de los Peines”, son en cierto modo representantes de la cristalización del ambiente festero del que siempre se gozó en Triana.

TANGOS DE PASTORA
(Cante: Felipe Lara. Guitarra: Antonio López)

Cuando baila mi gitana:
por “tangos” y “bulerías” (bis),
por “soleá” y “siguiriya”,
se emociona de alegría.

Olé la gracia,
olé la gracia
y la armonía.

Mare no sé que tiene ésta gitana,
tiene un arte bailando,
que va alegrando los corazones (bis).

 

Jaleo por Tangos agosto 5, 2008

Posted by felipelara in Tangos.
Tags: , ,
add a comment
Fiesta en el barrio de La Picuriña

Fiesta en el barrio de La Picuriña

El Jaleo es uno de los estilos más antiguos del flamenco. Su apasionado ritmo provoca la necesidad en quienes tienen la suerte de presenciarlo, de jalear y dar ánimos. El efecto de jalear encierra un conjunto de expresiones orientadas a dar ánimos a los cantaores, guitarristas y bailaores, poniendo en acción espontáneos gritos de “olés”, junto con el sonar de palmas.

De esa acción y efecto de jalear, en forma de gritos intuitivos y espontáneos para expresar entusiasmo o para animar a los intérpretes, así como del conjunto de expresiones que entre los mismos ejecutantes se manifiestan para darse ánimos entre si, procede la palabra “jaleo”.

El “jaleo extremeño” con sonido de pitos y palmas, indispensables instrumentos de percusión, y los olés espontáneos en constante animación, surge en coplas llenas de sabor flamenco y ambiente festero de “bulería”, de las gargantas de los gitanos de Extremadura, muy especialmente de aquellos que viven en el barrio de La Picuriña de Badajoz.

El “jaleo por tangos extremeños” no se canta siguiendo las pautas de la combinación rítmica de la “bulería”, pues se hace en el compás binario de los “tangos flamencos”. Siendo su composición poética desarrollada en tercetos y cuartetas octosilábicas con un simpático estribillo.

JALEO POR TANGOS 
(Cante: Felipe Lara. Guitarra: Antonio López)

Me dan ganas de llorar (bis),
cuando te veo por la calle
y vuelves la cara atrás (bis).

Con lo que yo te quería,
gitana de de mis dolores;
pero me dejaste un día,
por culpa de otros amores.

Ay, leré, eh lé, eh lé, eh lé,
ay, leré, eh lé, eh lé, eh lá.